Un Mundo En Paz

Todos nacemos libres sin saber de fronteras,
Sin colores ni razas, con sueños y quimeras.
Cuando somos muy niños solemos encontrar,
Gemelos de otros vientres que sonríen igual.
No importa si eres blanco, mulato o de color,
Los niños todo ven con sus ojos de amor.
Luego se nos inculca que somos diferentes,
Con discursos de odio, van lavando las mentes.
Así aprendes a odiar a quien fue tu vecino,
Aquel con quién jugabas, y compartías de niño.
Y te marcan fronteras, te inculcan religiones,
Y dividen el mundo en pueblos y naciones.
Fácil sería vivir todos en hermandad,
Sin que hubiera fronteras… Que reinara la paz.
No importa religión, tono de piel, o raza,
Todos somos hermanos, y el mundo es nuestra casa.
Que aquel que tenga un pan, comparta a sus hermanos,
Salud y educación, son derechos humanos.
Este mundo ha cambiado nos falta tolerancia,
De lo que habló Jesús, se olvidó la enseñanza.
Existen muchas normas que a veces olvidamos,
Pués tu derecho acaba, y empieza el de tu hermano.
Trabajemos unidos por la paz de este mundo,
Hoy pido a mis hermanos con respeto profundo.
Demos a nuestros hijos un futuro mejor,
Que las armas se callen … y solo hable  el  amor.

AUTOR: JOSÉ ADELMO QUINTERO SALAZAR, EL VIAKO (COLOMBIA)
© DERECHOS RESERVADOS AUTOR (A)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario